26/06/2021

Aprueban licencia de Virgin Galactic para el transporte de clientes en vuelos espaciales

La Administración Federal de Aviación (FAA) de los EE. UU. amplió la licencia de operador de transporte espacial comercial de Virgin Galactic para permitir el transporte de clientes en vuelos espaciales, tras la exitosa  prueba de vuelo realizada en mayo.

La Compañía también anunció que completó una revisión exhaustiva de los datos recopilados durante la prueba del 22 de mayo y confirmó que el vuelo se desempeñó satisfactoriamente, cumpliendo todos los objetivos.

El ajuste a la licencia de operador de Virgin Galactic, que la Compañía tiene desde 2016, marca la primera vez que la FAA otorga una licencia a una línea espacial para volar con clientes. Es un reconocimiento adicional al programa de pruebas metódicas de la compañía, que ha cumplido con los criterios de verificación y validación requeridos por la FAA.

Michael Colglazier, director ejecutivo de Virgin Galactic, dijo: “Estamos increíblemente satisfechos con los resultados de nuestro vuelo de prueba más reciente, que logró nuestros objetivos de prueba de vuelo declarados. El vuelo se realizó sin problemas y los resultados demuestran la seguridad y la elegancia de nuestro sistema de vuelo. La aprobación de hoy por parte de la FAA, de nuestra licencia de lanzamiento comercial completa, junto con el éxito de nuestro vuelo de prueba del 22 de mayo, nos da confianza a medida que avanzamos hacia nuestro primer vuelo de prueba con tripulación completa este verano”.

El vuelo de prueba del 22 de mayo de VMS Eve (el avión nodriza) y VSS Unity (el cohete sub-orbital antes llamado VSS Voyager)  fue el tercer vuelo espacial tripulado de la Compañía y el primer vuelo espacial desde el nuevo Spaceport America, ubicado en Nuevo México.

El vuelo llegó a una velocidad de Mach 3 y alcanzó el espacio a una altitud de 55,5 millas (casi 100 km), al límite de la línea Karman que separa la atmosfera del espacio exterior.

Luego de una extensa revisión de los datos recopilados durante el vuelo, la compañía confirmó que:

    La prueba impulsada por cohetes de los estabilizadores horizontales mejorados y los controles de vuelo de la nave espacial demostraron un rendimiento sólido, en línea con las predicciones. Estos sistemas mejorados, que permiten un control del piloto más preciso, también se implementarán en las futuras naves espaciales de la flota de la Virgin Galactic.
    Los datos ambientales de la cabina coincidieron con las predicciones.
    El vuelo llevó a cabo con éxito tres experimentos que probaron y demostraron tecnologías en microgravedad como parte del “Programa de Oportunidades de Vuelo” de la NASA. Los pilotos volaron VSS Unity en una trayectoria específica diseñada para cumplir con los objetivos específicos de estos experimentos de investigación.

Con el análisis de datos del vuelo de mayo ahora completo, Virgin Galactic continuará preparándose para los tres vuelos de prueba restantes.

aviacionline.com