Publicado: 12/09/2022

La riqueza de República Checa es su variedad de cervezas


La riqueza de República Checa sin duda  se basa en su variedad:  grandes destinos, monumentos históricos,  gastronomía milenaria, patrimonios UNESCO y más.  Pero sin duda hay un oro en particular que siempre es el mejor compañero de checos y viajeros, el oro “líquido” checo, la cerveza checa.



República Checa es el primer destino en consumo de cerveza per cápita en el mundo. Este dato se respalda gracias a la gran variedad y calidad en esta bebida típica del destino.  Ven con nosotros  a descubrir los orígenes, las ciudades y los secretos de esta bebida que lleva acompañando las mejores aventuras en el destino.
 
1. Oro “Líquido” Checo y la cuna de las rubias

Mientras que Bordeaux es reconocida por su vino, la región de Pilsen lo es por su cerveza. Desde hace siglos esta región ha elaborado una excelente cerveza artesanal que ha alcanzado un merecido reconocimiento mundial. Recorran la ruta de la cerveza que une las catorce cervecerías más importantes de la región, para así conocer de cerca las tradiciones locales, descubrir los procedimientos de fabricación de una cerveza milenaria y visitar los monumentos más significativos de sus ciudades. ¡Anímese y disfrute de uno de los mejores atractivos de la región: las cervecerías artesanales de Pilsen!
 
No es ningún secreto que los checos ocupan el primer puesto mundial en el ranking de consumo de cerveza, ni que ha sido probada por personas de cualquier continente ni mucho menos que la cerveza llega a formar parte de la cultura nacional, posiblemente sea gracias a su sabor, fruto de un proceso de elaboración perfeccionado generación tras generación. Sienta el ambiente auténtico de una región llena de tradiciones y deguste alguna de las múltiples variedades de cerveza fabricadas desde hace siglos, precisamente aquí, en la región de Pilsen.
 
La cervecería que ofreció al mundo la cerveza lager
 
Uno de los tesoros familiares entre las cervecerías checas es la fábrica cervecera Pilsner Urquell. Según atraviese su histórica puerta, puede observar de primera mano cómo se fabrican las famosas marcas de cerveza: Pilsner Urquell y Gambrinus, optando por alguna de las visitas guiadas por el recinto. Durante el recorrido perfeccionará, entre otras cosas, su arte de servir la caña de grifo o saboreará una excelente cerveza no filtrada servida directamente de un barril de roble. Recuerde que durante su estancia en Pilsen tampoco puede perderse otros monumentos que se encuentran en la ciudad. Visite, p.ej., una de las sinagogas más grandes del mundo y disfrute de las vistas desde la torre de la catedral, una de las más altas de la República Checa.
 
Una tradición siempre viva de cervecerías artesanales
 
Si prefiere fábricas de cerveza más pequeñas, no se pierda la visita a la cervecería de Dobřany. Las marcas locales de cerveza como la Dobřanská hvězda, en español Estrella de Dobřany o Dobřanský dragoun, Dragón de Dobřany, han sido galardonadas con una serie de premios nacionales. En la minicervecería U Stočesů en Rokycany saboree cervezas con un ligero gusto afrutado. Después de pasar un rato ameno degustando las distintas variedades de cerveza que ofrece, puede visitar alguno de los monumentos locales como, p.ej., el palacio clasicista de Kozel.

1. Budvar la Budweiser original de Ceske Budejovice

Elegantes casas burguesas alrededor de una de las plazas más grandes de Europa, el edificio de un almacén de sal que parece de un cuento de hadas, y la cervecería donde se fabrica la marca Budvar original. Esta es la metrópoli de Bohemia del Sur, České Budějovice. La ciudad, que durante siglos ha mantenido su carácter histórico, es a la vez un centro moderno dentro de la región. Disfrute, pues, de su ambiente agradable con una caña de su famosa cerveza en la mano para llevarse una vivencia única.
 
České Budějovice fue fundada como ciudad de reyes a mediados del siglo XIII. Gracias a su localización ventajosa, en la antigua ruta de la sal que unía Praga y Linz y en la que más tarde se construyó el primer ferrocarril tirado por caballos de Europa, se fue enriqueciendo y desarrollando hasta convertirse en una importante ciudad. A pesar de las frecuentes guerras e incendios durante la Edad Media, aquí se conserva una gran cantidad de monumentos históricos que puede admirar hasta hoy día.

Sin duda, la cervecería Budějovický Budvar, donde desde hace siete siglos se fabrica una cerveza según una receta original, es parte inseparable del colorido de České Budějovice. No se pierda su centro para visitantes que le guiará a través de toda la historia de esta deliciosa bebida. La marca Budweiser Budvar es conocida en todo el mundo, pero su nombre sigue causando muchos problemas hasta hoy día. El motivo es que el nombre alemán de la ciudad, Budweis, es la denominación de una cerveza norteamericana que no tiene nada en común con la de České Budějovice. Aunque los litigios judiciales continúen por muchos años, la auténtica cerveza Budvar de Budějovice mantendrá su excelente sabor por largo tiempo. Deguste la excelente cerveza lager «con círculos» de barril, p.ej., en la legendaria taberna de Masné krámy, cuyo origen se debe emperador Carlos IV.
 
Descubre la exposición multimedia titulada La historia de la cerveza Budweiser y la visita a la destilería - descubrirás los secretos de la famosa cerveza Budweiser Budvar. Al culminar la visita, está la degustación de cerveza directamente en el sótano. Puedes degustar la cerveza directamente de los tanques también en Masné krámy (las tiendas de carne), la cervecería más famosa en České Budějovice.

2. Praga y sus rincones cerveceros

En la capital puedes disfrutar, aparte de las marcas grandes y famosas, también la cerveza de numerosas cervecerías pequeñas, pero de calidad.
En el centro de la ciudad hay que visitar la cervecería Novoměstský pivovar, en cuyo restaurante degustarás su Novoměstský ležák, que significa lager de la Ciudad Nueva, o puedes visitar directamente su fábrica de cerveza donde puedes probar el aguardiente de cerveza especial.
 
Cerca se encuentra la famosa cervecería con restaurante U Fleků, con el famoso Flekovský tmavý ležák, lager negro, de 13°. Si te desplazas a Strahov, a la cervecería del monasterio Klášterní pivovar, seguramente no te decepcionará el restaurante Sv. Norbert ni la cerveza de trigo homónima y otras cervezas especiales.

Museo de la Cerveza.
 
En el nuevo Museo de la Cerveza ubicado en el centro de Praga conocerás, en un solo lugar, la historia y las tradiciones unidas a la producción de la cerveza checa. Lo pasarás bien catando distintas clases de cerveza checa en unos originales sótanos históricos del siglo XIII.  
 
La exposición del Museo de la Cerveza en la Ciudad Vieja de Praga te mostrará el paso del tiempo en la profesión cervecera checa. Conocerás la historia y penetrarás en el misterio de la fabricación de la cerveza checa. En la maqueta de la fábrica de cerveza descubrirás la manera de hacer malta y producir cerveza, y te empaparás del verdadero aroma del lúpulo y del alta.
 
Durante el recorrido verás cientos de artefactos históricos expuestos en dos plantas de una antiquísima casa. Las vídeo presentaciones y los figurines potencian el ambiente auténtico del lugar.

3. Otra forma de disfrutar la cerveza

Otra de las rutas de cerveza nos dan la oportunidad de degustar esta bebida de una manera curiosa.  Los baños y spas de cerveza son una tradición del destino enfocada a aprovechar los beneficios del “oro líquido” para la piel y el relax.   Por ejemplo pueden visitar la cervecería más antigua de Bohemia Occidental. La encontrarán en Chodová Planá donde la cerveza se elabora desde el siglo XII. Aquí degustará no solamente la marca suave Prezident o la cerveza lager Zámecký ležák, sino que también descansará en el spa de cerveza local que ofrece distintos tratamientos y espacios.
 
Otra alternativa es visitar la tradicional ciudad – spa de Karlovy Vary
donde pueden disfrutar de un programa perfecto de bienestar de cerveza tanto en los centros balnearios como fuera de ellos. En el centro mismo de la ciudad puede probar los efectos únicos de la cerveza en el Primer Balneario de Cerveza. Los baños parten de una receta original compuesta de una mezcla de levadura, variedades selectas de lúpulo, malta y extracto de turba. Durante el baño, puede beber una cantidad ilimitada de cerveza clara y negra, estimulando de esta manera la hidratación de su cuerpo.
 
También visitando las montañas checas más altas, Krkonose, pueden gozar de una terapia única, que utiliza la bebida nacional checa, en concreto en el Balneario de Cerveza de Novosad Harrachov.
 
Naturalmente también en Praga pueden disfrutar de  baños de cerveza. Existen distintos establecimientos  que ofrecen distintas experiencias; uno de los más reconocidos  es el  Beer Spa Bernard ubicado a unos pasos de la Plaza de la Ciudad Vieja, este espacio es uno de los más antiguos spas que fusiona  tratamientos tradicionales con técnicas modernas en un ambiente histórico y confortable.

1. Pilsner Fest
4 de Octubre

La fiesta se celebra en el recinto de la cervecería de Pilsen y conmemoran un aniversario famoso todos los años – el 4 de octubre, el día en que fue preparada la primera cerveza Pilsner Urquell. Unos oficios tradicionales de cervecería se presentarán a ti – podrás experimentarlos, vestido en trajes de época. Puedes disfrutar también de un programa musical atractivo y excursiones de la cervecería de Pilsen, del Museo de cervecería o del subterráneo histórico.

2. Signal Fest
6 al 9 de Octubre

Signal festival es un festival de la luz, videomapping y de instalaciones luminosas. Es uno de los acontecimientos culturales más importantes en la República Checa. Las calles y las áreas públicas de Praga, tanto sus monumentos históricos más famosos como lugares menos conocidos, se convertirán por cuatro noches en objetos y áreas del arte. El evento es coordinado por profesionales checos y extranjeros en diseño luminoso que mostrarán, empleando métodos no tradicionales, las diferentes imágenes de la Praga contemporánea e histórica.

Chequia en una imagen

Súbete a la bicicleta e inicia un viaje en el que el majestuoso río Elba sea tu guía. Enfila hacia los valles de las majestuosas y místicas montañas de Krkonoše, continua por las extensas tierras bajas, pasa por ciudades medievales, por formaciones rocosas únicas y lugares envueltos en mitos y leyendas. En la ruta del Elba disfrutarás de un hermoso paisaje, historia y arquitectura, todo pedaleando desde Alemania hasta la República Checa para luego regresar. Aquí se inicia una inolvidable experiencia en bicicleta, en las montañas Krkonoše, lugar de nacimiento del Elba.
 
La ruta del Elba comienza en Alemania, donde se conoce como Elberadweg. Cuando decimos que es conocida, realmente queremos decir que es muy conocida, ya que nos referimos a uno de los caminos en bicicleta más populares de todo el país y más allá de sus fronteras. En la República Checa este camino se ha popularizado mucho entre las familias con niños. Seguir el perfil de elevación del río no es muy difícil: eso hace que los ciclistas que prefieren largas distancias o los principiantes lo aprecien tanto.
 
Desde su fuente hasta su desembocadura en el Mar del Norte, la ruta del Elba mide más de mil kilómetros (620 millas) en la República Checa casi 400 Km (250 millas). Constituye una parte de la red europea de ciclo rutas o EuroVelo. Está dividida en interesantes secciones, con lo cual podrás elegir si hacerlo entero o sólo algunas partes. Ponte el casco y empieza a pedalear, te guiaremos por la parte checa de la ruta del Elba kilómetro a kilómetro.