Diario Digital de Negocios en Turismo



Publicado: 12/11/2022 Por Eliana Magdalena

Las bodegas argentinas celebraron el Día del Enoturismo

Hace más de 10 años la Red Europea instauraba el 10 de noviembre como el Día Europeo del Enoturismo. En 2019 esta celebración tomó tinte internacional, con la participación de países de América Latina como Brasil, Chile, Argentina o Uruguay, lo que demuestra el excelente crecimiento e interés que continúa suscitando el turismo del vino.



Una fecha que permite potenciar el turismo y promover las zonas vinícolas de nuestro país. Tanto Mendoza como Neuquén se han convertido en dos de las provincias que más turistas atraen bajo este concepto de viajes y vino.

De este modo, las Bodegas responden y abren sus puertas en busca de que nuevos visitantes vivan la experiencia mágica que se genera en torno al vino. Degustaciones, cavas, visitas guiadas, jardines de gran recorrido y vistas inigualables, son algunas de las características de estos viajes.

Las famosas rutas del vino atraen no solo a entusiastas y buenos tomadores de vino, si no a turistas que buscan vivir nuevas experiencias y conocer nuevos destinos, lo cual crea una combinación perfecta. Asimismo, es una zona que convoca a sommeliers y especialistas en esta bebida para nutrirse de la identidad del lugar, conocer sus novedades y disfrutar de un vino de su propia tierra natal.

A partir de este boom por el enoturismo y el aumento del viaje local, por parte de los argentinos que comenzaron a recorrer más su país, el porcentaje de visita nacional vs extranjero comenzó a equipararse para Bodega Pulenta Estate.

A fin de acompañar esta tendencia, la Bodega ofrece distintas alternativas de degustaciones con variedad de vinos. Asimismo, brindan la opción de contar con una degustación exclusiva de Single Vineyard de forma privada. También, Pulenta Estate ofrece otra degustación de quesos y vinos, con maridaje especial, tabla de quesos locales y 5 copas de vino Premium. Por último, también se puede realizar una degustación sensorial con 15 aromas naturales.

Asimismo, cuenta con un wine shop en donde se pueden adquirir los vinos luego de la degustación.

Pulenta Estate es una empresa familiar y se encuentra desde su fundación comprometida a respetar el medio ambiente y cuenta con certificación sustentable. Con viñedos propios de más de 40 años, la compañía trabaja desde sus inicios con la misión de causar el menor impacto en el campo y siendo eficientes en la utilización de los recursos.

Por su parte, Bodega Malma, destaca las actividades pensadas para impulsar el turismo. Además de contar con su propio Restaurante, definido como un mundo de aromas y sabores a cargo del Chef Ejecutivo Francisco Fernández, Malma ofrece una carta elaborada con productos patagónicos de estación pensada para maridar con sus vinos. Asimismo, realizan eventos especiales y visitas guiadas- con reserva previa - para descubrir el proceso productivo, degustar los vinos en compañía de los guías de la bodega.

 

En la bodega no solamente aplican la medición de huella de Carbono, también están en proceso de certificación orgánica de los viñedos y han incorporado prácticas como el compostaje de orujo y el manejo natural de las malezas.

De este modo, el enoturismo, además de ser una actividad que impulsa el desarrollo económico de las regiones, ofrece experiencias turísticas sostenibles.

Por un lado, un consumidor más consciente y preocupado por el cuidado del medioambiente, y por otro lado, el compromiso tanto de los hoteles como de las bodegas que impulsan la actividad, por ser sustentables y elaborar vinos de forma sostenible.

La Asociación de Hoteles de Turismo de Argentina (AHT) resalta también el Programa Hoteles más Verdes y la Ecoetiqueta Hoteles, como una de las iniciativas que busca la conservación y mejora del patrimonio cultural y natural del destino. Reconocido por el Global Sustainable Tourism Council (GSTC), Hoteles más Verdes se destaca como uno de los programas de certificación de turismo sustentable más prestigiosos del mundo.

Ariel Pérez, Secretario de la filial AHT Mendoza agrega:  "Mendoza es un destino para disfrutar todo el año. Sin dudas el enoturismo es nuestra carta de presentación, la que nos posiciona como destino a nivel local e internacional. Si bien hay múltiples razones para visitarnos, el vino, sin dudas, está presente siempre al momento de elegirnos. Nuestros hoteles que están ubicados en las zonas de bodegas son algunas de las máximas expresiones a nivel nacional que conjugan entornos naturales espectaculares, arquitecturas impactantes y experiencias memorables relacionadas al turismo del vino”. Y concluye: “Esta oferta se complementa con los hoteles de la ciudad que cuentan entre su propuesta de valor, gran cantidad de contenidos (Ferias, Ciclos de Degustaciones, Cenas temáticas, etc. ) que hace que cada vez más gente nos visite y lo que es más importante, que regresen y nos recomienden”.





 

Colaboración de Eliana Magdalena
eliana.magdalena1@gmail.com